AMERICA – Los religiosos: asumimos la angustia y las esperanzas de los pueblos que sufren en América Latina

«Desde Asís, junto al Santo de la Paz, la CLAR pone ante el Dios de la Vida, las esperanzas y las angustias de las/os Hermanas/os de muchos pueblos de nuestra amada América Latina y el Caribe que sufren los efectos de violentas represiones recrudecidas en estas semanas frente a la lucha por los derechos y la justicia social»: así lo expresa la carta enviada a Fides por la CLAR que invita a la reflexión, la solidaridad y la oración por lo que está sucediendo en estos países.
Los religiosos señalan que las diferentes situaciones en el continente latinoamericano donde la población vive en tensión o violencia causada por enfrentamientos de manifestantes y fuerzas del orden.
En Chile, donde, la gente ha dicho No al alto costo de la vida y a la indiferencia de los políticos, pero donde la violencia sin restricciones ha destruido incluso la poca confianza que mantuvo la calma de la población. (Ver Fides 21/10/2019).
En Bolivia, donde la gente continúa a salir a las calles para defender una democracia bloqueada por grandes dudas en las elecciones celebradas recientemente (ver Fides 22/10/2019).
En Haití, donde la Iglesia pide calma y paz frente al caos causado por la corrupción en tantos niveles que ha causado pobreza y miseria en el pueblo que sufre cada día más (ver Fides 23/10/2019).
En Nicaragua, donde un sistema de gobierno impide la libre expresión e incluso la libertad de religión, y la democracia aún no ve un verdadero protagonismo (ver Fides 19/10/2019).
En Ecuador, donde el ejercicio de mediación de los obispos logró detener la violencia de las manifestaciones para dialogar con los grupos sociales (ver Fides 24/10/2019).
Ante esto la CLAR escribe: «Nuestros pueblos tienen sed de paz y de justicia, y queremos ser testigos de ello. Por eso, junto al Hermano de Asís, oramos en este día por la paz, porque es un don de Dios y a cada una/o de nosotras/os nos corresponde invocarla, acogerla y construirla cada día con su ayuda».
«Como Vida Consagrada, no nos cansemos de buscar y promover caminos de solidaridad y justicia mirando siempre más allá de los intereses particulares. Aún en medio de tanto sufrimiento, sigamos siendo portadoras/es de VINO NUEVO, que se derrame de nuestras tinajas y alcance para todas y todos y no solo para algunas/os. No quede sin respuesta el grito de paz de los pobres y las buenas esperanzas de los jóvenes», concluye la carta firmada por la H. Gloria Liliana Franco Echeverri, ODN presidente de la CLAR y H. Daniela A. Cannavina, HCMR, secretaria.

Fuente: fides.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA ImageChange Image