Shemá: La Palabra de Dios al Servicio de la Educación

Con alegría presentamos este programa de la Confederación Interamericana de Educación Católica – CIEC para los educadores de la Escuela Católica en América con el título“SHEMÁ: LA PALABRA DE DIOS AL SERVICIO DE LA EDUCACIÓN”. Es un espacio para crecer interiormente y en la experiencia de fe, desde la lectura pausada de pasajes de las Sagradas Escrituras que aportan en la vida de los educadores y de los jóvenes. La Escuela Católica encuentra su fuente de inspiración en la propuesta del Evangelio. La persona de Jesús Maestro cautiva y motiva a todos aquellos que se dedican al ministerio de la educación humana y cristiana de los niños y de los jóvenes. La sabiduría que contienen los textos bíblicos aporta a los formadores de las nuevas generaciones en su crecimiento integral. “Las Sagradas Escrituras son fuente de la evangelización. Por lo tanto, hace falta formarse continuamente en la escucha de la Palabra. La Iglesia no evangeliza si no se deja continuamente evangelizar. Es indispensable que la Palabra de Dios «sea cada vez más el corazón de toda actividad eclesial»”. EG. 174.
“Tu palabra es antorcha para mis pasos, luz para mi sendero.” Salmo 119,105. Este versículo del Salmo 119 motiva al educador a tener en cuenta la Palabra de Dios en el caminar de la vida y de su entrega vocacional como maestro, de tal forma, que se convierte en antorcha que acompaña su itinerario de vida, que orienta la dirección de sus proyectos y al mismo tiempo da fortaleza y energía para continuar adelante. También se adquiere mayor sentido en la misión educativa, comprendiendo que en la entrega al servicio de los niños y de los jóvenes se aporta para hacer realidad los valores del Reino de Dios y la civilización del amor.

La exhortación apostólica postsinodal Vebum Dómini recuerda que: “Un ámbito particular del encuentro entre Palabra de Dios y culturas es el de la escuela y la universidad. Los Pastores han de prestar una atención especial a estos ámbitos, promoviendo un conocimiento profundo de la Biblia que permita captar sus fecundas implicaciones culturales también para nuestro tiempo. Los centros de estudio promovidos por entidades católicas dan una contribución singular –que ha de ser reconocida– a la promoción de lacultura y la instrucción. Además, no se debe descuidar la enseñanza de la religión, formando esmeradamente a los docentes. Ésta representa en muchos casos para los estudiantes una ocasión única de contacto con el mensaje de la fe. Conviene que en esta enseñanza se promueva el conocimiento de la Sagrada Escritura, superando antiguos y nuevos prejuicios, y tratando de dar a conocer su verdad”. VD. 111.La lectura profunda y orante de la Palabra de Dios fortalece la identidad de los educadores de la Escuela Católica en América, de tal forma, que el quehacer educativo adquiere un mayor sentido aportando así a la misión de la Iglesia en el anuncio del Evangelio y en lalabor eclesial. También, en este tiempo caracterizado por cambios acelerados, es importante brindar acompañamiento a los educadores de la Escuela Católica para cultivar los valores espirituales y un compromiso decidido con la misión educativa, tan significativa hoy. En la historia de la Iglesia muchos educadores han fundamentado su entrega al servicio de la educación en la Palabra de Dios haciendo de sus vidas un camino de santidad. Que este itinerario de crecimiento en la Palabra de Dios sea una oportunidad para descubrir la presencia amorosa de Dios en la vida de cada educador católico.

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA ImageChange Image